Suelen gustar mucho porque suponen una manera simple y divertida de exponer la comida. Aemás por su presentación los invitados pueden elegir más facilmente lo que les apetece comer y se suele desperdiciar menos comida que en menús demasiado cerrados y menos al alcance de todos.
También pueden ser una gran idea si tenemos que catalogar distintos tipos de comida según las necesidades dietéticas de nuestros invitados. Por último, pero no menos importante, al ser los mismos invitados quienes se acercan a por la comida suelen suponer un ahorro en personal que nuestro presupuesto agradecerá.

Pero vamos a lo que veníamos, que es a por inspiración para los futuros novios. Aquí están algunas ideas superdeliciosas y muy creativas para las mesas de catering de vuestras bodas:

Ideas para catering de boda

catering de boda sandwich-bar

Sandwich Bar: Un surtido de carnes, quesos, panes, verduras para una comida fácil y deliciosa.  Irá perfecta en una boda informal de tarde. ¡No te olvides de la crema de cacao y la mermelada para los niños y los más golosos!

catering de boda smores

Barra de pastelitos: Una idea genial porque además de muy golosa puede ser superdivertido para tus invitados elaborar sus propios pastelitos a su gusto.

catering de boda waffle-bar

Barra de gofres: Gofres dulces y salados con un sin fin de alternativas para acompañarlos. Para los que prefieren el dulce podemos poner: Frutas, frutos secos, jarabes, virutas de chocolate o yogur helado. Y para los que prefieren salado delicias como pollo frito, pavo, queso…  Añade alguna opción para calentarlos y ¡Ñam!

catering de boda  burger-bar

Burger Bar: Deja que tus invitados elijan entre sus carnes favoritas (ternera, pollo, pavo, cerdo y no olvidemos la opción vegetariana) y añadan los ingredientes que más adoren al pan. La hamburguesa perfecta al alcance de cualquiera… ¡Hasta nosotros queremos que nos invites a tu boda!

catering de boda pizza-bar

Pizza Bar: Si el salón tiene un horno de fácil acceso o puedes conseguir un horno portátil ¡Oh dios mio! Tendrás la clave para uno de los caterings que más gusta a los invitados. Poder hacer sus propias pizzas es simplemente fantástico. Eso sí, lo ideal sería una mesa llena de ingredientes y un profesional ocupándose del horno para evitar accidentes y preocupaciones.

Barra barbacoa: Salchichas, verduras, carne, pollo, pinchos y todo lo que se pueda hacer a la parrilla… puede ser una comida agradable para una boda de primavera o verano al aire libre. No te olvides de los acompañamientos y salsas típicas que todos queremos encontrar en una buena barbacoa.

Barra de Palomitas de maíz: Las palomitas de maíz siempre son éxito asegurado. Puedes optar por un sólo sabor o montar una auténtica barra libre de palomitas.

Candy Bar: Si están en todas partes es por algo. A los invitados les encantan porque sacan su lado más goloso y pueden escoger un surtido de sus dulces favoritos y llevárselos a casa.

Asian Wok Bar: verduras, carnes, pescado, tofu, fideos, arroces… Pondrá el punto exótico a la ceremonia y la diversidad volverá locos a tus invitados.

Barra de Pasta: Pasta de todo tipo, extras como carne o verduras para añadir, y vuestras salsas favoritas. Una barra en la que sin duda no quedará nada al final de la noche…

Barra de ensalada: No importa si la usamos como plato principal o sólo como aperitivo, las barras de ensaladas son siempre una apuesta segura para complacer a la mayoría.

Barra de yogur helado: En serio no se nos ocurre nada mejor para el verano. Delicioso, refrescante, saludable e incluso puede ser superdecorativo y dar mucho color a la fiesta ¡El yogur helado lo tiene todo!

Taco Bar: Tan delicioso y fácil de preparar que no podemos más que pensar en montar nuestra propia barra de tacos ahora mismo.

Milkshake Bar: Igual que el yogur helado, los batidos son fantásticos para las fiestas de verano y además tienen mil variedades para que tus invitados los combinen como quieran. Añade coloridos y deliciosos toppings como caramelos, jarabes, nueces, frutas, leche, helados… Y serás para siempre el hada que hizo sus sueños realidad.

Cupcake Bar: Llena la mesa de magdalenas de sabores sin glaseado y deja que sean tus invitados quieres decidan con que prefieren cubrirlas ¡Convertirás el postre en el momento más esperado!

Barra de leche y galletas: Tan clásico como delicioso.  Una barra de leche, café y galletas será siempre la reina de la sobremesa. 

Fondue Bar: Muchos asocian la fondue con el momento del postre, pero no tiene que ser así necesariamente ¡Se puede fundir casi cualquier tipo de comida! Despierta tu imaginación y sorprende a tus invitados con opciones como fondue de queso, un plato principal con fondue de barbacoa o teriyaki, o quizá tras la cena con chocolates blanco, con leche y negro.

Barra libre de patatas fitas: Patatas clásicas, gajo o rizadas, y mil salsas como queso, cebolla, tomate, ranchera, barbacoa, miel y mostaza y miel, salsa agridulce, chile… ¿Notas como la boca se te va haciendo agua?

Barra de café: Con la hora del postre todos querrá café… Qué tal si disponemos una barra con sus modalidades favoritas para que cada uno elija el que más le guste ¡Estarán encantados!

Alitas Bar: Lo sabes, son el aperitivo perfecto. Un montón de alitas con un montón de salsas. Esperamos que no estés leyendo esto a la hora de comer o seguro que ahora mismo estarás muriendo de deseo por unas alitas.

Hummus Bar: Un sabor distinto y exótico que hará las delicias de tus invitados. El hummus se puede combinar de muchas formas y hacer todo tipo de aperitivos como sandwiches o huevos rellenos, y también podemos  usarlo para dipear con opciones tan variadas como verduras frescas, pan de pita, chips o incluso carnes. La verdad es que las opciones son realmente muchísimas ¡y todas deliciosas!

Chili Bar: si os encanta el estilo sureño americano necesitáis una barra llena de papas, hamburguesas, perritos calientes, patatas fritas, queso, cebolla, refrescos ¡Y cerveza! ¿Hemos dicho ya que queremos que nos invitéis a la boda?

Barra de patata: Las patatas asadas siempre son una gran idea, sobre todo si cada uno puede rellenarlas como más le guste. Pon a disposición de tus invitados algunas patatas gigantes al horno y muchos ingredientes para rellenar. No pueden faltar cosas como queso, cebolla, brócoli, bacon, pollo, crema agria…

Barra de Sopa: Debe ser una de las mejores opciones para tu bolsillo y para tus invitados en ceremonias de climas fríos. Puede ser un aperitivo o un primer plato. Como consejo estaría genial servirla junto a una selección de panes.

Y hasta aquí nuestra gran tormenta de ideas para que el catering de vuestra boda sea tan original como delicioso. ¿Qué os parece? Si tenéis alguna idea más nos encantaría leerla por supuesto.